sábado, 31 de mayo de 2008

Gracias


Nunca le he dado a nadie las gracias por poder votar, por haber podido ir a la Universidad, por tener derecho a leer los libros que yo quiera, por poder testificar en los juicios, por usar pantalones, por poder expresar libremente mi opinión sin ser detenida, por poder tener hijos si quiero siendo soltera, por poder salir del país sin tenerle que pedir permiso a ningún hombre... y por miles de cosas más que las mujeres de hoy consideramos 'normales' pero que no habrían sido posibles sin la lucha de muchas feministas que a lo largo de los años las han ido reclamando. Por todo eso, GRACIAS de corazón.

A pesar de esto, todavía queda mucho por hacer. La verdad es que las tres cuartas partes de las mujeres del mundo no disfrutan de estos derechos. Y nuestra sociedad moderna sigue siendo claramente machista. Para conseguir éxito en la vida las mujeres tenemos que seguir demostrando mucho más que ellos, porque no sólo se nos juzga por ser buenas profesionales, sino que además tenemos que ser guapas, delgadas, buenas hijas, buenas madres, buenas novias...

Cada día veo el ejemplo en mis amigas con pareja. Ellas valen + q ellos siempre en todos los aspectos -aunque hay excepciones claro y yo la protagonista de alguna- y encima son las que + sufren cuando hay peleas y se sienten inferiores y culpables. No puede ser.

Sheila ¡ya está bien! nos merecemos ser felices... Te quiero.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Fernando Torres en Madridiario


Para un día que pasa algo en la redacción, resulta que yo estoy librando. Fernando Torres vino a recoger el premio al 'Hombre del Año' que le entregó nuestro periódico. Me quedé con las ganas de conocerle y preguntarle qué tal es la vida en Liverpool y si me recomienda irme allí a estudiar inglés. Pero bueno, otra vez será.

En la foto, la mayor parte de la redacción (sin incluir foteros pero incluyendo jefes) la mañana antes de la gala y el gran fiestón de la entrega del los VI Premios Madrid.

domingo, 25 de mayo de 2008

En Madrid sigue lloviendo


Una de las cosas que más me gusta de ser periodista es el estar conociendo constantemente a gente que tiene cosas que contar. El otro día por la mañana estuve con una mujer que me contó que su sueño habría sido ser arquitecta. Esa misma tarde, visité el estudio de arquitectura más increíble que he visto nunca. (Tenía unas vistas impresionantes de todo Madrid).

Q mal tiempo esta haciendo últimamente, no para de llover y ya estamos a 25 de mayo....

Foto: Un gorrión en el Retiro. Se la he "robado" a Kike Rincón, compañero de trabajo. Me encanta, aunque en grande es mucho + bonita.

lunes, 19 de mayo de 2008

De compras

Tengo tantas cosas que hacer que no hago nada porque no sé ni por donde empezar.
No me apetece ni moverme... Me encantaría dormirme y despertarme la semana que viene. O romperme una pierna o algo así.

Putas, clases, putos exámenes, puto curro.

Vídeo: Sita y yo tras perder una partida de mus. La apuesta fue ir a comprar al Opencor crema para el sol en bikini... ¡en pleno invierno!
video

domingo, 18 de mayo de 2008

La vida sin problemas


Dicen que los que vivimos lejos del mar lo echamos muchísimo de menos. Me encantaría volver al momento que aparece en esta foto...


Ya queda poco.

viernes, 9 de mayo de 2008

Hace casi dos meses, en el barrio madrileño de Fuencarral, apareció una pintada que se repetía en numerosas paredes, muros, fachadas, cubos de basura y hasta en los pasos de cebra. En ella, puede leerse una frase: “Te quiero”. Los vecinos cuentan que los ‘graffitis’ aparecieron durante una noche de verano y muchos inventan sus historias sobre quién puede ser su autor. Quizá un chavalillo enamorado, quizá un hombre desengañado... Incluso a muchos les gustaria atribuirse la autoría ¿Quién sabe? El caso es que por primera vez, los vecinos de Fuencarral no se han quejado porque alguien ‘decore’ sus paredes.

Familias 'no cristianas'


Las tensiones y polémicas entre los colectivos de homosexuales y las asociaciones en defensa de los valores cristianos han ido creciendo en los últimos años. La legalización del matrimonio gay por parte del Gobierno de Zapatero es uno de los puntos que más irritan a los defensores del modelo de familia 'tradicional' pero, ¿por qué tanto nerviosismo entre unos y otros?


“Vale la pena trabajar por la familia y el matrimonio, porque vale la pena trabajar por el ser humano, el ser más precioso creado por Dios”, esta fue una de las consignas que el Papa Benedicto XVI pronunció en el acto de celebración por la familia cristiana el pasado 30 de diciembre en la madrileña plaza de Colón.

En una multitudinaria concentración, organizada por el Arzobispado de Madrid e impulsada por distintos movimientos cristianos, se criticó el aborto, la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía e incluso el divorcio. Además, se defendió con pasión a las familias… cristianas, es decir, las formadas por matrimonios –en el sentido de unión hombre/mujer- católicos. Esto irritó muchísimo a determinados sectores de la sociedad, en especial a asociaciones gays como la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), que escribieron un comunicado en el que denunciaban que la Iglesia intentaba “ilegalizar” al resto de familias.

Pero, ¿Qué es una familia? La Real Academia de la Lengua Española da la siguiente definición: “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. Si esto es así, se puede decir que existen diversos tipos de familias y formas de convivir.

Según expresó Miguel Ángel Sánchez Rodríguez, presidente de la Fundación Triángulo, por la Igualdad Social de Gays y Lesbianas, el de Colón fue un acto “no sólo contra gays y lesbianas, aunque somos su blanco preferido, sino también contra toda la diversidad de familias que forman parte de nuestra sociedad. Familias cristianas no son, según su excluyente definición, las formadas por las parejas de hecho, ni las formadas por un matrimonio no confesional, ni las familias monoparentales, ni siquiera aquellos matrimonios casados por la Iglesia que no aceptan sus antediluvianas normas y, por ejemplo, usan preservativos”.

Esa misma opinión la comparten Raquel y Cristina una pareja de chicas que viven juntas desde hace meses. Dicen estar muy enamoradas y ser felices. Cristina es de Rumania, y asegura que en Madrid existe una libertad y respeto mucho mayor hacia los homosexuales que en su país, “Allí directamente no se acepta la homosexualidad”. A pesar ello, reconocen que muchas veces sienten vergüenza cuando van por la calle. “No nos damos besos en público, porque todo el mundo se nos queda mirando. A mí eso no me gusta”, afirma Raquel. Sobre la concentración de Colón, Raquel asegura que fue “claramente un ataque contra los gays”. Cristina le da la razón y añade que espera dar una educación mucho más abierta y tolerante a sus futuros hijos.

En el acto litúrgico, el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, criticó que se relativice con la idea de familia y matrimonio "entre varón y mujer". Esta postura defiende que la mayor riqueza de un pueblo son sus personas y éstas, sin la familia, sin la unión fiel de un hombre y una mujer, no existirían.

Son dos puntos de vista opuestos sobre un mismo tema. Aunque si algo está claro es que la lucha por la igualdad, ya sea de raza, religión, o sexo siempre ha estado ligada a polémicas y tensiones sociales entre quienes quieren imponer sus normas de vida a los demás. El respeto hacia el ser humano debe aceptar el derecho de ser diferentes.