miércoles, 22 de julio de 2009

Cuento de verano


Buenas, escribo estas lineas -otra vez sin tildes ni enes con un palito arriba- mientras estoy siendo testigo presencial del Diluvio Universal. Como no podia ser de otra manera, esta teniendo lugar aqui en Escocia. Anyway... el lunes cumpli los 24 :S, muchas gracias a todos los que me felicitasteis, me dio un poco de pena estar tan lejos. Y ahora os dejo por aqui una historieta que estuve escribiendo el otro dia:


Tu nunca me quisiste. Pero yo era demasiado buena para ti como para que no quisieras estar conmigo. Te perdonaba todo. Los vicios, que hubiera otras, que no me trataras bien... Aun asi nos llevabamos bien. Jugabamos a entendernos. Pero, sabes? Yo tampoco te queria. Odiaba cada paso que dabas, cada palabra que decias, cada vez que me tocabas. Odiaba cada mensaje al movil, cada llamada. Y por encima de todo odiaba acostarme contigo, y que me besaras.


Nunca te lo dije, pero solia espiarte. Estaba obsesionada, queria hacerte dano. Eso era lo unico. Se me daba bien disimular. Poner cara de tonta e ir dados de la mano. Como una pareja feliz. Joder que asco me daba!


Supe que tenia que matarte desde que te vi de nuevo. Por eso lo hice. Te mate porque no podia permitir que los dos siguieramos existiendo. Te mate porque queria ser libre. Espero que lo entiendas.


Se que elegi una manera quiza algo cruel, pero no queria renunciar al placer de ver como te retorcias de dolor. Recuerdas? Llorabas como un nino. Llevaba tanto tiempo planeando ese momento... Era agosto, Madrid estaba vacio, hacia calor. Te invite a subir a casa, tu aceptaste. Siempre aceptabas si creias que ibas a echar un polvo -maldito gilipollas!-. Te dije que tenia una sorpresa, pasaste a la habitacion. Te fui desnudando, poco a poco. Cuando acabe te puse las esposas, tu creiste que las habia comprado en algun sex-shop de la Gran Via -mira que eras tonto- pero yo sabia que eran bien resistentes. Luego saque las cadenas y te ate a conciencia. No queria correr ningun riesgo y me asegure de que no pudieras moverte. Hasta te puse una mordaza.


A ti la situacion parecia que te excitaba. Estabas empalmado, justo lo que yo queria. Estabas ansioso. Yo estab nerviosa, no podia permitir que nada fallara, que no me temblara el pulso. Y entonces, te acuerdas? Cogi el cuchillo que ya habia preparado y te la corte. Chillaste lo que pudiste. Me gusto ver sinceridad por primera vez en tus ojos. Y es que estaban expresando autentico y sincero dolor. Como llorabas!


Te deje desangrarte un rato y mientras tuve el detalle de desnudarme para ti, recuerdas? Para que no olvidaras mi cuerpo. Para que no olvidaras el cuerpo de la nina a la que, con solo 17 anos, habias violado. Te ensene la cicatriz que me hiciste, la marca que tengo en el costado y no me deja vivir. Como podias no acordarte? Valiente hijo de puta. Creia que un violador tenia al menos el detalle de acordarse de las chicas a las que iba jodiendo la vida. Porque sabes? Me la jodiste.


Despues de ver como te desangrabas, te quite la mordaza. "Eres una puta", esas fueron tus ultimas palabras. Como me estabas dando pena decidi acortar el sufrimiento. Punalada en el corazon. Facil y rapido. No habia sido mi plan inicial, queria haber alargado la tortura lo maximo posible, cortarte la legua o sacarte los ojos, pero mira, no pude. Supongo que porque soy mujer. Luego fui al telefono. "Buenas tardes, llamaba porque acabo de matar a un hombre". Cuando me violaste la Policia tardo casi una hora en llegar. Esta vez solo cinco minutos.

3 comentarios:

Isaac dijo...

me gusta tu cuento de verano... pero.... cuánto daño ha hecho el señor Larsson...

Lucía dijo...

Pues si te digo la verdad Isaac, aun no me he leido los libros de Larsson... Tengo ganas eso si.

Isaac dijo...

no lo hagas... yo no lo haría... lo hice con el primero y no, no me gustó.