lunes, 25 de enero de 2010

Iguales somos


Entro en clase y la mayoría somos mujeres. En la biblioteca, también. Miro a mi alrededor en la redacción y si, hay chicos, pero muy pocos. Eso sí, en los despachos de la otra parte entran y salen señores vestidos con chaqueta y corbata. También hay hombres en los bares, de hecho ahí las mujeres somos minoría. Y sentados en los bancos del parque bebiendo 'litronas', ahí también son ellos más.


Pero bueno, somos iguales. Somos iguales, eso lo tenemos todos bien claro y 'metidito' en la cabeza. Somos iguales pero aunque todos tengamos una jefa, los 'jefazos' siempre son ellos. Somos iguales pero la media de nuestros sueldos es más baja. Somos iguales pero si una chica es infiel es una cerda y si lo es un tío es porque no está lo suficientemente enamorado. Somos iguales pero si una chica llora da pena. Somos iguales pero si el que llora es él da mucha más.

Y es triste pero muchos de esos que ahora nos llaman como si fuéramos perros por la calle, serán los gilipollas de nuestros jefes el día de mañana. Bueno no, yo me niego. ¿Y vosotras?

“A las mujeres que pretenden ser iguales que los hombres les falta ambición” (Timothy Leary)

6 comentarios:

M.M.Cuevas dijo...

yo también me niego. No podría estar más de acuerdo contigo

wikinnova dijo...

Durante mi viaje por la Red, leyendo blogs interesantes, TU comentario es muy realista, aporto un parrafo más a tú comentario. Aunque se dice, que somos una sociedad de 1er mundo, PERO todavía se vive en un mundo "machista" .......viendo medios de comunicación, las mujeres son noticias cuando hay maltrato. Para los programas de corazón, las mujeres son su principal llamativo de atención para la sociedad de 1er mundo
UN SALUDO
Desde el punto de vista de un hombre

Isaac dijo...

Todos somos iguales en cuanto a derechos y deberes... pero tú misma lo dices: "bares llenos de hombres", "clases de periodismo llenas de chicas", es decir, somos iguales pero nos comportamos diferente y yo creo que éso no es malo del todo. Quizás sea cultural, o educacional, no lo sé, pero, ¿es malo que a los hombres, en general, les guste el futbol y a las mujeres, en general, no?

En cuanto a los sueldos, ¿de verdad una periodista cobra menos que un periodista realizando las mismas tareas? Ojo, no es que no me lo crea, es que me parece increible.

Supongo que es tarea de las mujeres tener esa ambición de la que hablas, y tarea de los hombres dejar de ser tan gilipollas...

Teresa Perez dijo...

Hola, estoy completamente de acuerdo contigo. Me parece un post muy apropiado, no debemos olvidar nunca que existen desigualdades, por más que haya voces que repiten que no las hay. Me gusta mucho tu blog, sobre todo por lo variado de la temática.

Un saludo!

Korthal dijo...

Mi experiencia me ha enseñado una cosa curiosa. La mayoria de las veces las más machistas ironicamente son las propias mujeres. Hay varias excepciones por supuesto, pero ¿cuantas mujeres existen que hacen todo eso que le achacáis a los hombres? Infinidad.
"Las mujeres son noticia cuando hay maltrato" No te preocupes, a mi tampoco me apetece ver esas noticias. De hecho no las veo.
"no debemos olvidar nunca que existen desigualdades"
Pues claro que hay desigualdades, es parte de la gracia. Si fueramos todos iguales sería un coñazo.
"Y es triste pero muchos de esos que ahora nos llaman como si fuéramos perros por la calle, serán los gilipollas de nuestros jefes el día de mañana. Bueno no, yo me niego. ¿Y vosotras?" Esta es una postura que demuestra un horrible complejo. Eso es contra lo que hay que luchar. ¿Que te hace pensar que no serás tu la jefa?

Lucía dijo...

Korthal, no es complejo... créeme. Es una jodida realidad por la que ha tenido que hacerse una ley llamada Ley de Igualdad.

Chicas... gracias!