jueves, 5 de agosto de 2010

Pisa


Doy fe de que en Pisa hay una torre inclinada. Y además mucho –muy inclinada quiero decir-. ¿Por qué se terminaría de construir? Ni siquiera Wikipedia es capaz de dar una explicación. Parece que la teoría más creíble es la de “si hay que tirarla se tira, pero tirarla pa’ na’ es tontería”. Ya me imagino a los que mandaban en la época mirando el estropicio y diciendo: “bueno mira, ya que la hemos empezado... from lost to the river”.*

Y es que el ser humano es muy predecible. 1.000 años después de la construcción, la torre ha quedado para que turistas y ciudadanos sin más hagan el gilipollas. Véanse ejemplos:



Además de la torre, Pisa tiene otras cosas. Es una ciudad pequeña, pero bonita y con bastante vidilla. Ahí van un par de fotos “artísticas” de sus calles.
 *(‘de perdidos al río’ para los que no lo pillen)

PROSSIMA FERMATA: FIRENZE