viernes, 10 de abril de 2009

Y ahora ¿qué?


Ha pasado. Lo que bajo ningún concepto tenía que pasar, ha pasado. He visto un ratón en la cocina. Era pequeño y como marrón grisáceo, y corría muy deprisa. Puede que nunca borre esa imagen de mi memoria. Ahora mismo se que estoy quedando como una niñata paranoica y estúpida pero me da exactamente igual. Tengo miedo y nose que voy a hacer, no puedo vivir en permanente estado de alerta. La gente me dice que me va a venir bien para superar mi fobia, que va a ser como una especie de terapia para mí... Pero bueno... soy la única que se ha dado cuenta de que convivir con un ratón -o varios, nunca se sabe- es antihigiénico y asqueroso? A nadie más le importa??? Parece que el resto de mis compañeros de piso lo encuentran gracioso. "Hay ratones en todos los pisos de Edimburgo Lucía". Maldita la gracia que me hace a mí.

Por cierto, quiero aprovechar estas líneas para darle las gracias a Miguel, Jaime y Lidia por acudir a mi llamada urgentemente vía taxi. También agradezco que me emborracharan para poder volver a casa y meterme en la habitación. Pero ahora me acabo de levantar, no estoy borracha y me da miedo salir. Dios mío... qué puedo hacer?

PD: Este incidente me ha hecho dejar para el próximo día la actualización de mi viaje por las Highlands -impresionante por cierto-, pero prometo contarlo en el próximo post!

4 comentarios:

Alfonso Ortega dijo...

Esta última entrada me ha recordado una tarde en la redacción de Madridiario en la que te pusiste a chillar a saco porque había una arañita en el teclado de tu ordenador jeje. Pero tranquila, todos tenemos nuestras fobias, yo la tengo a los reptiles, por ejemplo.

Cada vez que leo tu blog me muero de envidia, que bien te lo pasas!

Un besote y muchas gracias por los ánimos.

Lucía dijo...

Alfonso si el gritito de mierda qué pegué por la araña te pareció escandaloso deberías haberme visto el otro día con el mouse...
Un besazo!

Gustavo San Miguel dijo...

En épocas de crisis, un ratón se puede llegar a ver de manera diferente. Es más, tú suéltalo por algún mercado de China y verás cómo lo cazan rápido.
Claro que encontrarse a semejante fiera en casa, es otro cantar.
Así que si decides poner cepos con queso por el suelo, por favor, no vayas descalza.
Un beso.

MoÑi dijo...

jajajajajajajajajajajajaja

has pensao adoptar a "Un lindo gatito" JAJAJAJAJAJAJA